lunes, 9 de febrero de 2009

YANTRA YOGA II



El curso de yantra yoga terminó y yo sigo teniendo insomnio.
Fue bueno compartir tantas horas con Gloria, pero me da igual pasarlas sentada al piano o bebiendo vino en su terraza. Lo importante es ella.

Al acabar había programada una cena en un vegetariano cerca del Centro.
“Ven, ahí hacen un tofu riquísimo”
Dije que no podía ir, me fui al Irati me comí un pincho de chistorra y un vino y me metí en el peor bar del Raval a ver como el Osasuna se salvaba del descenso.

Es el ying y el yang.

14 comentarios:

  1. Pero que barbón tiene el viejuno de detras vuestro!!

    Paciencia Nina. El Yoga es como el black metal, tardas en pillarle el gustillo.

    ResponderEliminar
  2. Portrait, el de atrás es Rasputín redivivo, que es hincha de los rojillos.

    ResponderEliminar
  3. O Rasputín, o es que el auténtico gurú yogui de la jornada estaba también viendo el fútbol en el bar. Pero Portrait tiene razón, el yoga es como el Black Metal: merecen todo el respeto, pero no valen para todo el mundo.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Eladi bien dicho.

    Pero tambien es verdad que con los suficientes años de práctica sincera a TODO el mundo le sienta mal el black metal y bien el yoga.

    ResponderEliminar
  5. apoyo la mocion de portrait. gracias a las practicas orientales mi espiritu se lleno de la luz que el black metal tiño de negro.

    lo mejor es que una vez que se tiene integrada esa parte te puedes dedicar a ascender.

    ResponderEliminar
  6. Mire usté que muchos de los practicantes que conozco de mingadas espirituales como estas, son antiguos metalheads!!

    ResponderEliminar
  7. Pues no era el perfil del curso, la verdad...
    n

    ResponderEliminar
  8. Que bonito lo vegetariano, que bonito el yoga, que bonito el incieso, que aburrido todo.
    Que raro que no coincidiesemos en el bar. Yo era el de chandal de naranjito sudado en la entrepierta y comiendo un bocadillo de chopped. ¿Era usted la rubia que eructaba el himno del osasuna? Le hice bien los coros... ¿eh?
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  9. Eso, eso, un pinchito de chistorra en el Irati. Me apunto. A ver si esta vez me reencuentro con algún familiar perdido de la rama navarra...que contigo, nunca se sabe!! Besos.

    ResponderEliminar
  10. por algo sera, portrait, por algo sera...

    nina, hija, no nos hagas caso, que nos ponemos aqui a divagar de nuestras penas y lo importante es practicar lo que sea con sinceridad. los resultados vienen solos cuando menos se los espera.

    ResponderEliminar
  11. Al Hombre de la Barba le conozco. Es espía. Trabajó conmigo cuando lo de Afganistán y los rusos. Tiene una increíble habilidad para mimetizarse con el entorno y no ser descubierto. Fíjense que, con la barba, nadie ha sido capaz de reparar en él.

    ResponderEliminar
  12. Ajajjaaj, Folken, yo venía a dejar mi comentario serio y ya me has desconcentrado.
    Veo, ratona, que sí que has contado la continuación (y tú que soy un desastre) y me gusta aunque me suena a final triste; apoyo la moción de esos dos nicks tan raros de que sigas, y sigas y sigas; ¿aburrido? más aburrido es dormir... En el día hay tiempo para todo y te irá genial (como a todo el mundo que sigue, quiero decir).
    Yo iba a meterme en tai-chí porque soy más viejuna y tengo la espalda hecha ciscos ya para las posturas de yoga, pero me has metido las ganas.
    Saludos.

    ResponderEliminar