martes, 20 de mayo de 2008

NICER DICER

Antes de entrar en el mundo del trabajo, del vino caro, del pago de hipotecas/alquileres y del “a mí es que me gusta hacer cosas de día” lo que nos gustaba a todos era salir de noche hasta reventar.

Mis padres tenían una casa en la Costa Brava y todos lo viernes se iban hasta el domingo por la noche.
No es que confiaran en mí, es que preferían no saber.
Mi casa se convertía en el cuartel general para las juergas con mis amigos. Primero íbamos al Classic, un bar donde jugábamos al futbolín y bebíamos Voll Dam, después al mítico Toque BCN y cuando cerraban volvíamos a casa, parándonos en parques para columpiarnos en los balancines, reír y ver salir el sol.
En casa desvalijábamos el mueble bar de mis padres seguíamos poniendo música y bajábamos las persianas. Algunos de nosotros caían dormidos (nunca entenderé cómo lo conseguían) otros, incapaces de formar frases con sentido encendíamos la televisión y con los ojos como paelleras para doce veíamos la teletienda.
Era terrible, aquellos anuncios duraban veinte minutos, los productos eran absurdos, el doblaje estaba tan mal sincronizado que parecía montado por un sordo. Siempre asocié el bajón con la teletienda.
Aquella publicidad para gente sin criterio, sin gusto y sin vida social era el castigo para los excesos de droga, alcohol y música indie.
Vaya si pagamos el precio…

El fin de semana terminaba con una sesión a contrarreloj de limpieza, ventanales abiertos y mi madre preguntando al volver por qué no me había comido los filetes de lenguado que me había dejado en la nevera.

Han pasado muchos años y, por encima de que mis amigos tengan hijos, el Toque BCN ya no exista o de que los grupos que yo escuchaba se hayan pasado a la electrónica, lo que me ha hecho darme cuenta de que todo aquello acabó es que…

YA TENGO UN NICER DICER!!!

Este cacharro corta verduras, fruta, queso, huevos duros y todo lo que le pongas en cuadraditos de dos tamaños distintos, se limpia súper fácilmente y cada día lo utilizo aunque no lo necesite.



Estoy convencida de que Vincenzo Natali se inspiró en este maravilloso artilugio para filmar la primera escena de su famosa película.


Estoy encantada con mi Nicer Dicer it’s so quick, easy and safe!


El tiempo pasa que es una barbaridad…

21 comentarios:

  1. Las 3:28h de mi surrealista vida. Veo tu entrada. Veo la hora de tu entrada. Sonrío. Y ni se me ocurre encender la tele...Mil besos, ratona.

    ResponderEliminar
  2. Las cosas como son: cuando te compras un Nices Dicer significa que ha llegado el momento de plantearte muchas cosas en tu vida. Te lo dice uno que tiene debajo de la cama la maquina de abdominales que vendía Chuck Norris. Despues de ver la caja (con una foto de Chuck sonriendo y haciendo el signo de victoria) decidí que mi vida habia tocado fondo.

    Entre todos podemos ayudarte... déjate ayudar. Salir de la teletienda es posible... ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Anay: nos he imaginado juntas con los ojos como los faros de un Wrangler viendo la tele a las 3 de la mañana.

    Ricard: Te conozco hace muuuuuuchos años y SÉ que quieres un Nicer Dicer.

    ResponderEliminar
  4. Qué dicer, Niner? (Qué malo...)
    No fuimos al que nos recomendaste, cerró la cocina un sábado a las 23!! (estos europeos...). Terminamos en el de al lado, "Ánima", bastante bien. Mola Ravalkistan.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Un buen amigo mío padece de insomnio desde que era un criajo. Es algo crónico y heredado: su padre también es insomne.
    Así, desde principios de los 90, su casa se empezó a convertir en un surrealista museo de la teletienda, coleccionaban cada lanzamiento cada nuevo chirimbolo. Yo siempre quería ir a su casa, era emocionante, como ir a parar a una realidad paralela.

    Por cierto, Vincenzo Natali es un puto genio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Luís: Acabo de hacer una traducción consecutiva para La Sexta, no sabes qué reportero más soso. En cambio conozco yo unos chicos que trabajan para canal Sur...
    Lástima lo del Silenus, pero te ahorraste 100 euros. El Ánima mola. Viva el Raval!

    ResponderEliminar
  7. Estanli: Soy carne de teletienda. Acabaré con el banco de abdominales de Ricard y con todo lo que me vendan. Dame el teléfono de tu amigo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Has visto el capítulo de los Simpson donde un payaso Krusty monologuero, crítico y reivindicativo se acaba vendiendo y haciendo publicidad del "Cañonero" y sale a palos del bar de Moe? Ea, pos eso eres tú ahora mismo. Y aprovecho también este comentario para mostrar mi total indignación. He dicho.

    ResponderEliminar
  9. NOOOOOO, teletienda malaaaaaaaaa, error. SR no, con la papalina y a las 7 de la mañana lo que tienes que poner es Bola de Dragón Z. Lo del abdominazer 3000 paso de moda...yo tengo uno que da calambrazos que costó 600 lerus...casi na y no puedo usarlo pq tengo hernia de hiato...la edad es mu mala.

    ResponderEliminar
  10. Oye,....¿y funciona como en el anuncio?...Es que a mi me gusta hacer cosas de día y tal

    ResponderEliminar
  11. ¿Si no sabía lo q era un Nicer Tricer significa q aún no está todo perdido?

    ResponderEliminar
  12. ¿y si nunca he visto la teletienda?

    ResponderEliminar
  13. el nicer dicer es la vida, yo tengo el equivalente de la marca moulinex y no puedo vivir sin él.

    lo del teletienda yo creo q es algo extendido, mis amigos y yo, cuando volvíamos a casa sabiendo q no podríamos dormir, decíamos q ibamos a ver teletienda, independientemente d lo q echaran en la tele.

    ResponderEliminar
  14. Ratoncita yo quiero que me cocines algo con tu Nicer Dicer...que se que cocinas muyyyy bien.

    ResponderEliminar
  15. No es verdad... yo no quiero un Naiserdaiser (a ver si aprendes a escribirlo correctamente: como se lee). Pero si nos preparas un manjar... mmm... a lo mejor me convences (que morro)

    ResponderEliminar
  16. Ay nenaaa
    en una vida hice todo eso
    despues vino la turmix
    y ahora electronica !!!

    no te lo creas, no son etapas lineales...

    ResponderEliminar
  17. Confieso: soy fan del naiserdaiser.

    ResponderEliminar
  18. Sólo para comentarte que he disfrutado leyendo tus post y que oí a Love Of Lesbian y me gustaron mucho, a Nacho Vegas ya lo escucho, a él y a Bunbury (bunbury&vegas) ahh y empecé a leerte porque escribiste un muy chiste en otro blog, Saludos mi nombre es Harold Tamayo y soy y vivo de/en Venezuela

    ResponderEliminar
  19. aquellos que nos hemos quedado dormidos completamente alcoholizados con el Ab Shaper nunca nos recuperaremos de aquel terrible trauma.


    Los de Hull que mencionas fueron los culpables de mi primera y curiosa anecdota musical de mi vida.

    ResponderEliminar
  20. nooo ni idea que marca es...
    a ese lugar que queda al fondo de mi casa (aka la cocina) solo voy de visita!

    ResponderEliminar